Turismo responsable: consejos para practicarlo
Meta keywords a camera lenta,camera,camara,lenta,blog,viatges,viajes,motxila,mochila,dedo,viatger,viajero,asia,america,oceania,africa,europa,catalunya,barcelona,vic,osona,fotos,videos,textos,blogger,curiositat,curiosidades,cultura,cultures,culturas,trajectes,trayectos,rutes,rutas,autoestop,fer dit,couchsurfing,relocation,web de viatges,web de viajes,volta al mon,vuelta al mundo,aventura,angel amargant,marta vilanova,audiovisuals,audiovisuales,documental,pais,paisos,paises,pobles,pueblos,turisme,turismo,transport,transporte
16467
post-template-default,single,single-post,postid-16467,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-12.1.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.2,vc_responsive

Turismo Responsable: consejos para practicarlo

Estamos casi seguros, decimos casi porque si lo estuviésemos al 100% hoy no tendríamos que estar hablando de este tema, que todo el mundo quiere o tiene la intención de practicar Turismo Responsable cuando viaja. Pero a veces la línea es tan fina y confusa que requiere algunos matices…

Hace unas semanas asistimos a la jornada sobre turismo responsable que organizó Barcelona Travel Bloggers y tuvimos la oportunidad de aprender un poquito más sobre un tema que todos deberíamos tener muy presente cuando viajamos o, incluso, cuando salimos de casa.

En la teoria, el turismo responsable (o sostenible) busca armonizar el respeto al medioambiente, la flora y la fauna, con la realidad local y la economía del país de destino. En otra palabras, el Turismo Responsable, establece unas propuestas para evitar el impacto negativo del turismo sobre el lugar al que viajamos.

En la práctica, Giovanna de la Fundación para el Asesoramiento y Acción en Defensa de los Animales (FAADA) nos plantea una realidad que sucede en estos momentos en muchos países del mundo, incluido el nuestro. ¿Sabíais que los elefantes son animales gregarios (viven en grupo) que necesitan caminar unos 30 km al día y que no se reproducen si están en cautividad? ¿Sabíais que los tigres son animales solitarios? Pues así es, cuando vemos a los elefantes en Tailandia o Camboya jugando a básquet, mojando a los turistas o los tigres rodeados de decenas de personas: NO estamos practicando TURISMO RESPONSABLE.

Foto: Bus de turistas y los elefantes esperando. Camboya.

Foto: Bus de turistas y dos elefantes esperándoles (Camboya)

FAADA destaca algunos factores que indican si estamos haciendo buenas practicas (o no):

  1. El alojamiento (en cautividad) es incompatible con el hábitat natural de los animales salvajes. Un animal no debería vivir enjaulado ni encadenado… ¿Qué podemos hacer? Evitar visitar centros que mantengan y exhiban animales con fines comerciales.
  1. Venta ilegal de partes de animales. ¿Qué podemos hacer? No sacar a animales de su hábitat y no comprar souvenirs elaborados con partes de animales.
  1. El comportamiento no natural y forzado. Los elefantes no se sientan en una silla, los monos no fuman y los delfines no hacen 500 volteretas al día… Estos animales están sometidos a entrenamientos duros y abusivos y están obligados a obedecer. ¿Qué podemos hacer? No asistir a espectáculos con animales salvajes.
  1. Separación de las madres-crías. Una practica habitual es que quiten a las madres de sus crías y las fuerzan a que se queden embarazas más rápido (y no esperar dos años como sería el proceso natural). En el otro extremo, nos “venden” que los tigres/elefantes (por ejemplo) son huérfanos y les podemos dar el biberón. Se están dando muchos casos de sobrealimentación y problemas digestivos por las cantidades de leche que toman. ¿Qué podemos hacer? Informarnos bien antes de visitar un centro de rescate o cuidado de animales.
  1. Riesgo para las personas. Se han dado casos de ataque de los animales salvajes a los turistas. ¿Qué podemos hacer? De nuevo, informarnos bien antes de visitar un centro donde tengan animales salvajes en cautividad.
Captura de pantalla 2016-07-26 a les 15.55.53

Espectáculo de delfínes en el Zoo de Barcelona

Resumiendo: es imprescindible que todos sepamos reconocer un centro de rescate de verdad, si el animal está en su hábitat y no se nos permite la interacción con él, sino a una cierta distancia, puede serlo. Si el animal está atado, enjaulado, no es una buena señal. Tampoco deberían dejarnos estar siempre cerca de los animales, hacernos fotos con ellos o estarlos alimentando durante todo el día sin parar. Aquí, más información sobre Turismo Responsable. Esto no es todo, FAADA nos anima a colaborar y denunciar si vemos algún centro de maltrato o irregularidad. Si conoces alguno de estos casos, informa aquí.

Uno de los ámbitos donde el turismo NO responsable es más difícil de detectar es en los safaris y trekkings en África. Cristina y Aitor de Udare se posicionan como “una plataforma que permite a agencias locales de Kenia y Tanzania acercar la experiencia africana a los viajeros de forma rápida y directa, sin agencias intermediarias”. Ellos nos contaron la realidad que viven a diario en estos dos países.

Udare destaca la presión a la que están sometidos los animales, sobretodo en Kenia y Tanzania.. Debido al volumen de turistas y jeeps, los animales de la región cada vez lo tienen más difícil para cazar, dado que sienten que les persiguen y les observan muy de cerca. Otro ejemplo es el de los ñus, que buscan otras zonas más peligrosas para cruzar el río debido a la cantidad de coches que les esperan al otro lado para tomar las mejores fotos cuando cruzan por la zona habitual, por eso, hay una alto nivel de mortalidad.

Además del impacto en la fauna, también tenemos una responsabilidad como viajeros sobre la población local y el medioambiente. Por eso, nos recomiendan que cuando cojamos un safari o un trekking, exijamos unas condiciones básicas para los porteadores y guías: que se les facilite ropa de abrigo, calzado adecuado, comida, no llevar más de 20 kg por persona, etc. A nivel medioambiental, cosas básicas pero imprescindibles como no tirar basura, colillas, no olvidar plásticos, etc. Debemos crear el mínimo impacto en los lugares por los cuales pasamos. Más información y consejos, aquí.

Otra cosa que está en nuestras manos, obviamente, es el tipo de souvenirs que nos llevamos de cada destino. No incentivemos la caza furtiva ni la tala descontrolada de árboles para la elaboración de bolsos, llaveros o cualquier producto realizado con alguna parte de un animal o con madera. Una frase contundente en su presentación: “¿Quieres un recuerdo? No te lleves una vida…”

Un momento de la intervención de Udare en la jornada Barcelona Travel Bloggers

Un momento de la intervención de Udare en la jornada Barcelona Travel Bloggers

Finalmente, terminamos el artículo mostrando una campaña que lanzó Friends-International con el apoyo de UNICEF, sobre una realidad escalofriante, y que quizás no todos somos conscientes cuando viajamos: la pobreza, los niños y los orfanatos: ¡NO SON ATRACCIONES TURÍSTICAS! Es un básico mostrar respeto y empatía hacia la población local, vivan en las condiciones que vivan, sean niños, adultos o ancianos. Más información sobre esta acción: aquí.

Foto: http://www.thinkchildsafe.org/thinkbeforevisiting/

Foto: http://www.thinkchildsafe.org/thinkbeforevisiting/

PD: Seguramente todos hemos asistido a un espectáculo con animales o hemos hecho una foto a un niño a 10 cm de su cara. Pero ahora, después de leer este artículo, somos un poco más conscientes y reflexionaremos antes de volver a actuar del mismo modo. Practicar turismo responsable es cosa de todos (y no parece que requiera un sobreesfuerzo o un gran sobrecoste).

No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.