Lagos del Cotillo, una maravilla de Fuerteventura
Meta keywords a camera lenta,camera,camara,lenta,blog,viatges,viajes,motxila,mochila,dedo,viatger,viajero,asia,america,oceania,africa,europa,catalunya,barcelona,vic,osona,fotos,videos,textos,blogger,curiositat,curiosidades,cultura,cultures,culturas,trajectes,trayectos,rutes,rutas,autoestop,fer dit,couchsurfing,relocation,web de viatges,web de viajes,volta al mon,vuelta al mundo,aventura,angel amargant,marta vilanova,audiovisuals,audiovisuales,documental,pais,paisos,paises,pobles,pueblos,turisme,turismo,transport,transporte
16432
post-template-default,single,single-post,postid-16432,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-12.1.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.2,vc_responsive

Lagos del Cotillo, una pequeña maravilla en Fuerteventura

Ahora que empezamos a pensar en vacaciones, si viajar cerca, ir lejos, hacer playa o montaña, Fuerteventura es el destino que te permite empaquetarlo todo: estar relativamente «a dos pasos» de casa, sentir que estás lejos, disfrutar del mar, el desierto y la montaña.

Fuerteventura presume de tener las mejores playas de Canarias, del estado y algunos dicen de Europa. Esta tierra árida, volcánica, despoblada y salvaje, te permite disfrutar de la naturaleza en su estado más puro con un microclima de 20 grados de media durante todo el año. A menudo pensamos que las «islas de postal» están al otro lado del Atlántico o del Pacífico, pero sólo a tres horas de casa tenemos esta islita, un lugar que combina desierto, montañas, calas situadas junto a acantilados y playas quilométricas, alejadas de los coches, la contaminación y el ruido. Eso sí, tienes que darte tiempo para investigar la isla por tu cuenta y huir de las grandes infraestructuras insostenibles creadas por el turismo de masas que te pueden crear una imagen totalmente distorsionada de la realidad de este paraje que la UNESCO hizo bien de proteger en 2009.

Al extremo norte occidental de Fuerteventura hay un pequeño pueblo pesquero llamado «El Cotillo» con callejones estrechos, casas de un blanco impoluto, buen pescado fresco, el típico «sancocho canario» y surfistas. Al norte de la localidad, por el camino del fotogénico Faro del Tostón, siguiendo un camino de carro, se encuentran los Lagos del Cotillo. Son una serie de piscinas naturales de agua clara y transparente que descansan tranquilamente sobre el agua brava del Atlántico. Se forman entre el mar y la playa, entre las rocas volcánicas puntiagudas y la arena blanca y fina. Los lagos, muy condicionados por la marea, viven diferentes fases a lo largo del día. Si vas por la mañana, hay menos agua y más piedra que si vas por la tarde.

Fuerteventura Lagos del Cotillo

Una de las curiosidades de este lugar son los refugios circulares de aproximadamente medio metro hechos de piedra volcánica que se construyen en la playa para resguardarse del viento. Éste puede llegar a ser bastante molesto porque no deja de soplar incansablemente durante todo el día, por la mañana hasta el anochecer. Dentro de estas simples “cabañas” a cielo abierto el viento pasa de largo, se puede leer, contemplar el horizonte relajadamente y hacer nudismo, una práctica muy habitual a toda la isla.

Consejos de viaje: La forma más cómoda de ver la isla es alquilando un coche e improvisando (según las preferencias) el alojamiento. Es relativamente fácil dormir en un hostal o alquilar una casita de pescadores. Más información sobre la isla en esta guía: http://www.visitafuerteventura.com/

No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.