Koh Lipe, un paraíso en peligro de extinción
Meta keywords a camera lenta,camera,camara,lenta,blog,viatges,viajes,motxila,mochila,dedo,viatger,viajero,asia,america,oceania,africa,europa,catalunya,barcelona,vic,osona,fotos,videos,textos,blogger,curiositat,curiosidades,cultura,cultures,culturas,trajectes,trayectos,rutes,rutas,autoestop,fer dit,couchsurfing,relocation,web de viatges,web de viajes,volta al mon,vuelta al mundo,aventura,angel amargant,marta vilanova,audiovisuals,audiovisuales,documental,pais,paisos,paises,pobles,pueblos,turisme,turismo,transport,transporte
50
post-template-default,single,single-post,postid-50,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-12.1.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.4,vc_responsive

Koh Lipe, un paraíso en peligro de extinción

Si miráis las primeras fotos pensaréis que nos hemos mudado al paraíso. De hecho, esa era la intención cuando cruzamos Tailandia por tierra para llegar a Koh Lipe. Esta es la única isla habitada del parque nacional de Tarutao, casi tocando a Malasia, como decíamos, un paraíso. En ella viven los llamados “gitanos de mar“, una población que en menos de una década ha cambiado su vida nómada para recoger turistas en sus botes de popa larga y llevarlos a hacer snorkel. Ni siquiera son suyos los hostales y resorts que están construyendo indiscriminadamente a primera línea de playa o en el corazón virgen de la isla. Es triste hacer un paseo por el interior de esta pequeña isla, que puedes cruzar andando, y verla llena de máquinas excavadoras, cemento y tierras en venta… Huyendo de esto, te acercas a la playa y te asustas al ver los centenares de basura que llegan del mar: latas, botellas, zapatos, cepillos, etc.

A pesar de esto, no queremos ser aguafiestas, todavía es posible hacer “turismo sostenible” y estar alojado en hostales que no dañan el lugar o comer comida local, estar solo en la playa sin el ruido de los barcos, ver peces de mil colores cerca de la costa, disfrutar de unos minutos de fresquito mientras ves acercarse el monzón o visitar los poblados locales para hablar con sus habitantes… ¡Pequeñas maravillas!

PD (y metáfora): Un gitano de mar nos dijo que los mosquitos llegaron a la isla con los turistas, desde entonces no puedes dormir en la playa.

Koh Lipe

Consejo de viaje: Nosotros estuvimos alojados primero en Pattaya Beach, es la zona donde hay más cabañas, más gente y más ruido del motor de las barcas. Después de investigar un poco, nos mudamos a Sunset Beach. Allí encontramos el “Porn Resort” (500 bahts/noche la cabaña doble), un hostalito con unas pequeñas cabañas, sin ningún tipo de lujo y con una buena fauna acompañándote. Allí estuvimos solos en la playa y muy tranquilitos.  La primera foto es Sunset Beach.

 

No Comments

Post A Comment